Newsroom

Silvia de Suecia habló del shock que le produjo saber que su padre perteneció al partido nazi

La reina Silvia de Suecia dijo que significó “un gran shock” para su vida enterarse que su padre, el empresario alemán Walther Sommerlath, perteneció a las filas nazis.

La consorte del rey Carlos Gustavo dio una entrevista para un documental de la TV sueca titulado “Drottning Silvia 75 år”, con motivo de su cumpleaños 75, y en la que reflexionó sobre los momentos más importantes de su vida.

Los negocios de su padre, director de una empresa confiscada a un judío berlinés, fueron objeto de discusión en Suecia durante años y propia reina tuvo que explicar que su progenitor -ya fallecido- nunca fue soldado ni tampoco activo políticamente del nacionalsocialismo.

“No estoy tratando de restar valor al hecho de que se había convertido en miembro”, dijo la reina. “Pero quizás tenga que pensar por qué lo hizo. Mi padre y muchos otros no sabían qué pasaría después. Si lo hubiera sabido, no creo que se hubiera convertido en miembro“.

Cuando Silvia se comprometió con el rey de Suecia, su padre negó que alguna vez hubiera sido miembro del nazismo, pero más tarde, se supo que se había unido al movimiento en 1934, cuando la familia vivía en Brasil, y solo regresaron a Alemania en vísperas de la guerra, en 1939, para hacerse cargo de la empresa “Wachsler & Hennig”.

“Era difícil ir contra corriente en aquellos momentos”, dijo la reina. En 2011, la prensa dijo que Sommerlath fue miembro “inactivo” del nazismo e incluso había ayudado al empresario judío Ernst Wechsler a escapar del Holocausto entregándole la propiedad de su plantación de café en Brasil a cambio de su compañía en Alemania. “Sé que mi padre no es la persona que la gente cree”, dijo la reina.

D.S.