Newsroom

Una película y una exposición repasan la vida íntima de la reina Ana de Inglaterra

Una exposición en el Palacio de Kensington, Londres, recordará a la reina Ana de Inglaterra, una de las monarcas más desconocidas de la historia inglesa justo cuando se estrena una película sobre su vida, “La favorita”, protagonizada por Olivia Coleman, Emma Stone y Rachel Weisz.

El palacio abrirá las puertas de una muestra de los trajes utilizados en la película con el propósito de contar la verdadera historia de la última monarca de la dinastía Estuardo. Matthew Storey, curador de las Colecciones Históricas de los Palacios Reales, dijo: “Hemos querido contar la historia de la reina Ana por un tiempo. Parece una monarca algo olvidada. Hemos estado investigando mucho sobre cómo podemos contar historias diversas, especialmente historias LGBT, y la reina Ana es una persona clave para eso”.

“Kensington es el lugar donde estas mujeres vivieron, amaron y donde la reina Ana murió en 1714”, agrega Storey. “Los vestuarios de la tres veces ganadora de premios de la Academia Sandy Powell se inspiraron en los estilos y siluetas de la moda de los días de la reina Ana, pero usaron telas y técnicas modernas para dar vida a las historias de esas mujeres”.

“La favorita”, ganadora de varios premios de la “British Independent Film Awards”, detalla la relación íntima de Ana Estuardo, reina de Inglaterra, con la duquesa de Marlborough, Abigail Hill, y la amarga rivalidad que consumiría su corte.

Ana era bisexual y mantuvo casi desde su infancia una apasionada relación con Sarah Jennings, duquesa de Marlborough, que aprovechó el favor real para influir decisivamente en el curso político de Inglaterra, aunque nadie sabe si la relación alcanzó el plano físico o se mantuvo en lo platónico. La reina y la duquesa mantuvieron una relación que persistió hasta que Sarah y su esposo fueron despedidos de la corte en 1711.

Se cree que la separación se originó por la cantidad de tiempo que la reina comenzó a pasar con la hermosa Abigail Hill, otra dama de la corte, más joven que Sarah. Antes de eso, Churchill había sido una de las mujeres más poderosas de Inglaterra, ejerciendo una influencia política significativa sobre la reina, quien reinó entre 1702 y 1714.

Además de la intriga sobre su relación con Churchill, la vida personal de la reina Ana es notable por la tragedia de su lucha por tener hijos: de los 18 embarazos surgidos de su matrimonio con el príncipe Jorge de Dinamarca, solo vivió un hijo, Guillermo, duque de Gloucester, que pudo ser rey de no haber muerto a la edad de 11 años en 1700.

Anuncios
This entry was posted in: Newsroom

por

Soy Darío Silva D'Andrea, creador y autor de Secretos Cortesanos. Pueden seguirme en Instagram: @secretoscortesanos. También escribo historias en Vanity Fair