Newsroom

El “Belén napolitano”, una joya navideña con larga historia en el palacio real de Madrid | Fotos

El espíritu navideño ya se vive en el Palacio Real de Madrid con la instalación del “Belén Napolitano” o “Belén del Príncipe” que representa el nacimiento de Cristo. La tradición llegó a España de la mano del rey Felipe V, el primer Borbón, quien recibió uno como regalo durante su viaje a Italia en 1702.

Su hijo Carlos III, rey de Nápoles desde 1735, llevó a Madrid en 1760 un Belén para colocarlo en el Palacio del Buen Retiro y celebrar sus primeras navidades como rey de España recordando su querido Nápoles.

Su hijo, Carlos IV, continuó con la tradición encargando que se adquirieran las mejores figuras -de barro, madera y telas- que existieran en los mercados de Nápoles y Génova, que más tarde formarían el llamado ‘Belén del Príncipe’.  La escena fue creiendo con el paso de los años con figuras realizadas por artistas españoles como José Esteve y José Ginés, llegando a estar compuesta por 5.950 piezas.

En el montaje de este año del Belén napolitano del Palacio Real de Madrid, compuesto por unas 200 piezas, se reflejan las fiestas y diversiones típicas del Madrid del siglos XVIII: bailes a orillas del Manzanares, meriendas en días de fiesta, juegos como la gallina ciega, vuelo de cometas…

DuTigB2W0AEMqy0DuYF7sIWkAAq52CDuYITjEWwAAARTcDtqn6u7W0AAJrpqDtqqJUYXcAAO9XZDtqrwkUW0AEbvA3Dtqt2ZcWsAEgxSyDuYATWVWwAANFnBDuO_bmqXgAc9XyeDtP9eVNXgAAAlONDtP9ce_WkAAA62ODtp6dRFW4AEMX76

Anuncios