Newsroom

Masako de Japón admite sentirse “insegura” ante la idea de convertirse en emperatriz

La princesa heredera de Japón, Masako, confesó sentirse “insegura” ante la idea de convertirse en emperatriz en abril del año que viene, cuando el actual emperador abdique y le pasa la corona a su hijo el príncipe Naruhito. Masako, que cumplió 55 años este 9 de diciembre, se pregunta “qué tan útil seré” cuando asuma el papel en solo unos meses, pero prometió dedicarse “a la felicidad de la gente”.

Masako, una ex diplomática educada en las universidades de Harvard y Oxford, lucha desde hace años contra las presiones de la vida dentro de la estricta corte japonesa y sufre de una condición inducida por el estrés descrita por los médicos como un “trastorno de adaptación”. Sin embargo, en un comunicado emitido con motivo de su cumpleaños, aseguró que está preparada para convertirse en emperatriz consorte (“kogo”) el próximo 1 de mayo, cuando su esposo ascienda oficialmente al trono.

1414720479066

“Quiero dedicarme a la felicidad de la gente, así que haré un esfuerzo para lograr ese objetivo y ganaré más experiencia”, dijo la princesa heredera, quien aseguró estar “llena de emociones profundas y se siente nostálgica” por el hecho de que su cumpleaños este año sea el último en la era actual de Heisei, el nombre oficial del reinado de su suegro, el emperador, quien expresó su deseo de renunciar al trono debido a su edad y salud en agosto de 2016.

Masako expresó su gratitud por el emperador y la emperatriz Michiko, señalando que sus suegros le ofrecieron “una cálida bienvenida y continuaron generosamente guiándonos y vigilándonos” en los últimos 26 años, informó The Japan Times. Refiriéndose a la nueva vida los emperadores después de su retiro voluntario, la princesa dijo: “Deseo que desde el fondo de mi corazón (la pareja imperial) se relaje de su ajetreada vida y pase días tranquilos”.

9

“Estoy encantada con el hecho de que puedo realizar más tareas que antes, ya que he tratado de mejorar mi condición física”, dijo al referirse a su evidente mejoría en los problemas de salud que le generó el estrés. Pero sus médicos advirtieron en una declaración por separado que es importante que continúe recibiendo el mismo tratamiento ya que sigue siendo vulnerable a la fatiga, especialmente después de una gran ceremonia o tareas sucesivas.

Su equipo médico dijo que su participación en varios eventos este año aumentó su confianza, pero su condición física se volvió inestable a veces. Observando que las expectativas excesivas podrían presionarla, el equipo buscó la comprensión y el apoyo del público antes de una serie de eventos importantes el próximo año.

n-tonga-a-20150705

La actual princesa heredera dejó su carrera como diplomática para convertirse en parte de la familia imperial en 1993 después de aceptar una propuesta de matrimonio del príncipe heredero. Fue la segunda “plebeya” en ingresar por matrimonio a la milenaria casa imperial después de su suegra, la emperatriz Michiko, que también libró una feroz batalla contra las presiones cortesanas. En 2001, Masako tuvo una hija, la princesa Aiko Toshinomiya, pero continuó enfrentándose a la presión para producir un heredero masculino, ya que la ley actual de Japón estipula que solo los hombres nacidos del linaje masculino de la familia Imperial pueden ascender al trono.

D.S.