¿Así era Julio César? Arqueólogos y artistas reconstruyen la cabeza del general romano | Fotos

Una nueva reconstrucción en 3D de la cabeza de Julio César ofrece una visión sin precedentes de cómo se veía el famoso general romano hace 2.000 años, incluidas las extrañas proporciones de su cráneo. El líder nació en el año 100 a.C. y fue asesinado en el 44 a.C.

Al arqueólogo holandés Tom Buijtendorp se le ocurrió la idea de recrear la cabeza de César basada en un busto de mármol del antiguo líder romano que se conserva en el Rijksmuseum van Oudheden, Países Bajos.

La arqueóloga y antropóloga Maja d’Hollosy trajo el busto a la vida utilizando un escaneo en 3D de la pieza de mármol antes de dibujar en otros retratos existentes de César para llenar las lagunas donde se dañó el mármol. Luego se le dio un rostro de aspecto realista usando silicio y arcilla.

El resultado es una representación notablemente realista de César, hasta la forma de cráneo inusual que se dice que fue el resultado de su difícil nacimiento. “Un médico nos dijo que tal cosa ocurre en un parto pesado. No lo inventas como artista”, dijo Buijtendorp.

Hasta ahora se sabía que el hombre que conquistó a Cleopatra fue un verdadero “metrosexual” de la Antigua Roma, alto, robusto, atlético, algo afeminado, muy inclinado a padecer desmayos, pesadillas y ataques de epilesia, pero también obsesionado por la belleza y con su calvicie.

Un cronista escribió sobre César: “Concedía mucha importancia al cuidado de su cuerpo, y no contento con que le cortasen el pelo y afeitasen con frecuencia, hacíase arrancar el vello, por lo que fue censurado, y no soportaba con paciencia la calvicie, que le expuso más de una vez a las burlas de sus enemigos. Por este motivo, traíase sobre la frente el escaso cabello de la parte posterior”.

Anuncios