Crónica

Todo sobre la trama de corrupción que llevó al cuñado del Rey de España a la cárcel

Ocho años después de que estallara el escandaloso caso de corrupción que puso en jaque a la monarquía española, la justicia española dictó sentencia firme sobre el cuñado del rey Felipe VI, Iñaki Urdangarin, quien recibirá este miércoles la orden de ingreso a la cárcel. El ex deportista profesional, casado con la infanta doña Cristina, se convertirá en el primer miembro de la familia real española condenado a prisión.

En 2017 el juez le dio una pena de seis años y tres meses de prisión por fraude, prevaricación y malversación, entre otros delitos, pero el Tribunal Supremo rebajó levemente esa pena hasta los cinco años y 10 meses. El último recurso de Urdangarín será pedir un indulto -que tendría que otorgar el propio Felipe VI a petición del Gobierno- o recurrir ante el Tribunal Constitucional.

Según la sentencia del Tribunal Supremo, de más de 300 páginas, “está acreditado” que Urdangarin, gracias a “la situación de privilegio que disfrutaba como consecuencia de su matrimonio con una hija de quien era entonces jefe del Estado, constiguió mover la voluntad” de dirigentes públicos para sus negocios en el Instituto Nóos, una entidad ligada al deporte a través de la cual desvió fondos públicos.

“Es de destacar que el logro del influjo ejercido desde el trampolín de su privilegiada posición no se limita a la contratación, sino también y particularmente a la exclusión de toda concurrencia posible obviando las condiciones, presupuestos y proyectos que otras empresas podían ofrecer mejorando las fijadas casi unilateralmente por el recurrente y su socio”, dice la sentencia.

A continuación, una línea cronológica sobre el caso de corrupción y el proceso judicial:

– 1999: Se funda el Instituto Nóos, una entidad que en 2003 comienza a recibir encargos de administraciones públicas.

– 2004: El ex jugador de básquet Iñaki Urdangarin, marido de la infanta Cristina, es nombrado administrador de Nóos. Su socio es Diego Torres, uno de los profesores que tuvo en un máster de negocios. La organización recibe encargos de los gobiernos regionales de Baleares y la Comunidad Valenciana para organizar eventos relacionados con el mundo del deporte.

– 2005: Surgen los primeros rumores sobre actividades ilícitas del Instituto Nóos.

– 14 de junio de 2006: Urdangarin deja el Instituto Nóos después de que el rey Juan Carlos le conmine a hacerlo, si bien para entonces ha montado ya con Torres un entramado de fundaciones y sociedades del que no se desvincula, según la investigación judicial.

– 2008: El juez José Castro y el fiscal Pedro Horrach comienzan la investigación del “caso Palma Arena”, que gira en torno a un complejo polideportivo cuyo coste se dobló y que apunta a posibles acciones delictivas del entonces jefe del Gobierno regional de Baleares, el ex ministro español Jaume Matas (hoy condenado).

– Julio de 2010: El juez Castro abre una pieza relativa al Instituto Nóos, dentro del proceso por el “caso Palma Arena”.

– Junio de 2011: Diego Torres es imputado.

– Noviembre de 2011: Se registra la sede del Instituto Nóos en Barcelona. El juez Castro sostiene que Urdangarin y Torres utilizaron presuntamente varias sociedades para “apoderarse de fondos públicos”.

– Diciembre de 2011: Urdangarin es imputado. Días antes, la casa del rey lo aparta de la agenda oficial por un comportamiento “no ejemplar” y con él, “de facto”, a la infanta Cristina.

– Febrero de 2012: Urdangarin declara por primera vez ante el juez. Vierte toda responsabilidad sobre su ex socio Diego Torres y desvincula a la infanta Cristina.

– Febrero de 2013: Urdangarin declara como imputado por segunda vez y desvincula a la casa real del caso de corrupción. Semanas antes, la casa real retira de su página web las referencias al ex deportista.

– Abril de 2013: La infanta Cristina es imputada por el juez Castro, que la considera cómplice y cooperadora necesaria en los presuntos delitos fiscales cometidos por su marido. Un mes más tarde, la Audiencia Provincial de Palma anula la imputación.

– Enero de 2014: El juez Castro imputa de nuevo a la infanta Cristina. Días después, el fiscal Horrach acusa al magistrado de apoyarse en una “teoría conspiratoria” para investigarla.

– Febrero de 2014: La infanta Cristina se convierte en el primer miembro de la familia real en ser interrogado por un juez. Comparece durante siete horas ante Castro y se desvincula de la presunta trama de corrupción asegurando que “confiaba” en su marido.

– Junio de 2014: El juez cierra la instrucción del caso, procesando a la infanta y a su marido junto a otras personas. Para entonces, el padre de Cristina, Juan Carlos I, ha abdicado ya en su hijo Felipe.

– Diciembre de 2014: El juez Castro manda al banquillo de los acusados a la infanta Cristina como presunta cooperadora de los delitos fiscales que cometió su marido, quien también será juzgado.

– Mayo de 2015: El juez Castro eleva los cien tomos y más de 76.000 folios de sumario del “caso Nóos” a la sección primera de la Audiencia Provincial de Palma de Mallorca.

– Junio de 2015: El rey Felipe VI retira a su hermana el título de duquesa de Palma de Mallorca, que le fue otorgado por su padre en 1997. Se trata de un hecho inédito en la familia real española.

– Enero de 2016: Entre gran expectación mediática, el día 11 comienza el juicio del “caso Nóos” con 17 personas en el banquillo de los acusados, entre ellas, Urdangarin y la infanta Cristina.

– Febrero de 2016: El día 26 Urdangarin comienza su declaración ante el tribunal tras la comparecencia de su socio, Diego Torres.

– Marzo de 2016: El día 3 la infanta Cristina niega ante la Justicia cualquier intervención en el Instituto Nóos y subraya su confianza en la inocencia de su marido.

– Junio de 2016: El juicio queda visto para sentencia.

– Febrero de 2017: Cristina de Borbón es absuelta de los dos delitos fiscales de los que se la acusaban, con la obligación de pagar una multa de 265.000 euros. Iñaki Urdangarin es condenado a seis años y tres meses de prisión y su ex socio, a ocho años y medio.

– Marzo de 2018: El Tribunal Supremo empieza a analizar los recursos interpuestos por Urdangarin, quien pide la anulación de la condena de la Audiencia de Palma, y por la Fiscalía, que reclama aumentar a diez años la pena impuesta.

– Junio de 2018: El Supremo rebaja levemente la condena a Urdangarin hasta los cinco años y 10 meses de prisión. La Audiencia de Palma, encargada de ejecutar la sentencia firme, cita para el día siguiente al cuñado del rey, a Torres y a Mata para entregarles la orden de ingreso en prisión.

Anuncios