Crónica

Enrique de Dinamarca deja el hospital para pasar sus “últimos días” en casa

El príncipe danés Enrique, de 83 años, nacido en Francia y esposo de la reina Margarita II, fue dado de alta el martes para pasar “sus últimos días” en su casa, dijo el palacio. La Casa Real hizo el anuncio a través de un comunicado de prensa el martes, y agregó que la condición del príncipe consorte “sigue siendo grave“.

Su Alteza Real el Príncipe Enrique (Henrik) fue trasladado hoy del hospital al Palacio Fredensborg, donde el príncipe desea pasar sus últimos días“, dijo el palacio. La portavoz de prensa de familia real danesa, Lene Balleby, confirmó a la revista Billed-Bladet que el príncipe había pedido ser trasladado a Fredensborg. “Allí, el príncipe puede estar rodeado de familia y estar en un lugar que significa mucho para él“, dijo Balleby.

ENRIQUE 5

Enrique, quien en septiembre de 2017 fue diagnosticado con demencia, fue admitido en el Rigshospitalet de Copenhague el 28 de enero por un tumor en el pulmón izquierdo que resultó ser benigno y una infección pulmonar. La casa real anunció entonces que su estado era grave y su hijo mayor, el príncipe heredero Federico, acortó su visita a los Juegos Olímpicos de Invierno en Pyeongchang para regresar a casa la semana pasada.

Enrique, quien se retiró del servicio público en enero de 2016, habló a menudo sobre su frustración de que su título real de príncipe nunca fue cambiado a rey después de que su esposa se convirtiera en reina en 1972. El año pasado, anunció que no quería ser sepultado junto a su esposa porque no estaba en igualdad de condiciones, rompiendo así con la tradición de enterrar matrimonios reales en la Catedral de Roskilde, al oeste de Copenhague.

Anuncios