Crónica

Estos son los regalos más curiosos que recibió la familia real británica en 2017

Brillantes bolitas para el árbol de Navidad real, una cama para perros de lana púrpura y la bandera del traje espacial del astronauta Tim Peake fueron algunos de los obsequios entregados a la reina Isabel II de Inglaterra durante el año 2017. Los registros anuales de regalos oficiales recibidos por la familia real en el pasado año revelaron que al monarca también le dieron un huevo de avestruz decorado con abalorios de la cultura Maasai como regalo de cumpleaños número 91 del presidente de Kenia.

El astronauta británico Tim Peake, que se convirtió en el primer británico en formar parte de la tripulación de la Estación Espacial Internacional, entregó su propio regalo histórico en el Castillo de Windsor: la bandera británica que lució en su uniforme de astronauta durante su odisea espacial.

En noviembre, el presidente alemán Frank-Walter Steinmeier le regaló a la reina dos juegos de bolas de purpurina para su árbol de Navidad, mientras que el Cuartel General de Comunicaciones del Gobierno​ británico entregó a la soberana una decoración navideña que contenía papel de máquina Enigma.

Todo el mundo sabe que la reina es una gran amante de los perros por lo que recibió una cama de perro de lana púrpura y un peluche después de una visita al “Canine Partners National Training Centre” en noviembre. También recibió una calabaza de filigrana plateada durante una audiencia con el embajador de Camboya.

(Foto: PA)

El príncipe Jorge y la princesa Carlota, hijos de los duques de Cambridge, recibieron una gran cantidad de regalos en su gira por el extranjero a Polonia y Alemania en julio: 59 regalos en total, lo que incluía 17 juguetes de peluche, dos piruletas, tres trenes de juguete, un cochecito de juguete, tres vestidos, dos pares de calcetines y un atrapasueños.

Sus padres también recibieron una variedad de regalos en el viaje de alto perfil que incluyen 19 libros, tres pares de pendientes para Catalina y tres pares de gemelos para el príncipe Guillermo Dos bolsos para la duquesa y una réplica de sable de caballería para el duque fueron recibidos de parte del presidente de Polonia, Andrzej Duda.

Durante su visita individual a Luxemburgo, la duquesa de Cambridge recibió, por parte de un miembro del público, un “bamkuch”, una torta tradicional europea con un agujero en el medio que se sirve en ocasiones importantes. Cuando los duques visitaron París, el presidente saliente Francois Hollande le regaló a la pareja algunos objetos decorativos: un jarrón para Guillermo y una escultura de cerámica rosa para Catalina.

La conigna de la monarquía británica es que obsequios oficiales se pueden usar durante todo el tiempo que el receptor lo desee, pero no se consideran propiedad personal de los miembros de la familia real. La reina Isabel II y su familia pueden comer cualquier alimento que reciban como regalo y los obsequios oficiales perecederos con un valor inferior a £ 150 también se pueden entregar a obras de caridad o al personal.

Todos los años la casa real hace pública la lista de los regalos recibidos por la familia real, con el nombre de la persona que lo regaló y el lugar. Los obsequios no se pueden vender ni intercambiar y eventualmente pasan a formar parte de la Colección Real, que la reina custodia en fideicomiso para sus sucesores. Las reglas sobre los regalos oficiales se ajustaron después de una investigación en 2003 sobre la venta de regalos reales y el funcionamiento del Palacio de St James.

Anuncios