No habrá cambios en la línea sucesoria al morir Isabel II: primero Carlos III, después Guillermo V

La autora británica Gill Knappett asegura que el príncipe Guillermo de Inglaterra no desea tomar las riendas de la monarquía antes de tiempo, a pesar de una encuesta reciente que revela que casi la mitad de los británicos quieren que el joven duque de Cambridge, de 35 años, se convierta en el próximo monarca después de la reina Isabel II en lugar de su padre, Carlos.

Entre los biógrafos y corresponsales reales se dice que el Príncipe de Gales está desesperado por convertirse en el Rey del Reino Unido ya que ha pasado toda su vida preparándose para el papel y este año, el 14 de noviembre, cumplirá 70 años. Se trata del príncipe heredero más longevo que ha tenido la monarquía británica en toda su historia.

El príncipe Guillermo, casado en 2011, con dos hijos y uno en camino, prefiere tomarse estos años para disfrutar de su familia y aprender el oficio de ser rey. Su abuela lo ha estado entrenando en los últimos años, haciéndole participar en recepciones oficiales, investiduras y viajes oficiales. “¿Hay alguien en la familia real que quiera ser rey o reina? No lo creo, pero cumpliremos con nuestros deberes a su debido tiempo”, dijo el año pasado el príncipe Harry.

No habrá salto generacional…

windsor

Knappett, autora del recientemente publicado libro “Charles, Prince of Wales”, asegura que “Guillermo no desea tomar el trono temprano”. “Aunque, como su padre, Guillermo estará destinado a tener un reinado mucho más breve que el de su abuela, dice que no tiene ningún deseo de ‘escalar la escalera de la realeza’ antes de tiempo“. La biógrafa también insistió en que Carlos, impopular en las últimas décadas, eventualmente capturaría los corazones y las mentes del público del Reino Unido.

La tranquila dignidad y la gracia de la reina hicieron que Carlos ganara un lugar en los corazones de los británicos hace mucho tiempo“, dice Knappett, citada por el diario británico The Sunday Express. “Sin dudas, cuando llegue el momento nuestro nuevo rey servirá con una fuerza de carácter que continuará mostrando a nuestra Familia Real como la envidia del mundo. Cuándo será eso, solo Dios lo sabrá“.

… ni abdicación

Lo seguro es que Isabel II, de 91 años y 65 en el trono, no abdicará, ya que la monarquía británica no está acostumbrada a esos sobresaltos dinásticos y guarda malos recuerdos de los reyes que han dado un paso al costado. “La reina nunca ha favorecido la abdicación“, dice Knappett; “De niña experimentó el efecto de cambio de vida en su familia inmediata cuando en 1936 su tío, el rey Eduardo VIII, renunció a su soberanía para casarse con la divorciada Wallis Simpson“.

La abdicación de Eduardo VIII cambió el curso de la historia cuando se bajó del trono para casarse con la mujer que amaba, empujando a su hermano, el padre de Isabel, el rey Jorge V I, a la luz pública, lo que eventualmente llevó a su hija a convertirse en la reina. En 1947, en su cumpleaños número 21, la entonces princesa Isabel dio un mensaje por radio en el que se comprometió a servir al país toda su vida y hoy es la monarca y jefe de Estado que más tiempo lleva en el trono.

Knappett recuerda que “los padres de la princesa Isabel tuvieron que asumir papeles que ni esperaban ni querían, el de Rey y Reina“. Isabel era una princesa de 10 años cuando se convirtió en la primera en la línea del trono. Su sentido del deber la llevó a hacer una promesa: “Declaro ante ustedes que toda mi vida, ya sea larga o corta, se dedicará a su servicio y al servicio de nuestra gran familia imperial a la que todos pertenecemos”.

Siga leyendo: Qué pasará en Inglaterra cuando muera la reina Isabel

Anuncios