Gran Bretaña

Bodas de Platino en el trono inglés: Isabel y Felipe, 70 años de “tolerancia en abundancia”

La reina Isabel II de Inglaterra y el príncipe Felipe, duque de Edimburgo, conmemoran este 20 de noviembre el 70ª aniversario de su boda, sellando una unión en la que él aceptó vivir a su sombra y ella perdonarle sus salidas de tono. Tres de sus hijos se divorciaron (Carlos, Ana y Andrés), pero su matrimonio se prolongó siete décadas sin que asomase ni una diferencia a la luz pública. A los 96 años, Felipe de Edimburgo decidió este año retirarse casi totalmente de la vida pública, lo que le ha permitido ganar tiempo para pintar y leer, mientras que la reina está, a los 91 años, empezando a delegar actos oficiales en su hijo y heredero al trono Carlos, de 69.

BODA DE POSGUERRA

1947-Elizabeth-Philip-Buckingham-Palace-balcony-3304376-58bf17a55f9b58af5cbf60d2

El de Isabel y Felipe fue una historia de amor a primera vista. Nacido el 10 de junio de 1921 en Corfú como príncipe de Grecia y Dinamarca, Felipe tenía 18 años cuando conoció a la entonces princesa Isabel, un lustro menor y heredera al trono británico. El cadete era un joven alto, elegante, rubio y de ojos azules, y al parecer fue amor a primera vista. Isabel tenía sólo 13 años cuando se vio deslumbrada por aquel joven marino. Pasaron ocho años -que incluyeron una guerra mundial en la que Felipe combatió- hasta que se casaron con gran pompa en la abadía de Westminster, el 20 de noviembre de 1947.

engagemnt_trans_NvBQzQNjv4BqqVzuuqpFlyLIwiB6NTmJwTK0Vm5vUElykYGEd-WNkMA

El compromiso se anunció el 9 de junio de 1947. El rey Jorge VI, padre de la princesa Isabel, dio a su yerno el título de Duque de Edimburgo. Hijo de un príncipe griego, Felipe renunció a sus títulos y a la fe cristiana ortodoxa para casarse con Isabel, y adoptó el apellido materno de Mountbatten, aunque sus hijos acabaron prefiriendo el apellido Windsor de la familia de la reina. “Desde 1947 lleva la vida que lleva porque se casó con la mujer que se casó”, escribió su biógrafo, Gyles Brandreth.

La prensa británica recibió la noticia como la historia de amor más grande del siglo XX: No es un matrimonio de conveniencia“, dijo ‘The Daily Mail’. “Están sincera y profundamente enamorados”, afirmaba el ‘Daily Telegraph’. Al otro lado del Atlántico, la prensa estadounidense halagaba a la pareja: “Viendo juntos a esta bonita muchacha y a este joven oficial de la Marina, el mundo querrá pensar que los ha unido el amor y no la política”, opinaba el ‘New York Times’.

British Royalty. London, England. 20th November 1947. Princess Elizabeth (now The Queen) and Prince Philip, The Duke of Edinburgh wave to crowds from the balcony of Buckingham Palace following their marriage.

La entonces princesa llevaba un vestido de satén bordado con rosas y decorado con miles de perlas. Isabel recibió 100 cupones de racionamiento para su vestuario y el de sus damas de honor y desde todas partes llegaron, a modo de regalo, un total de 386 pares de medias de seda para que pudiera confeccionar su ajuar.

En aquel periodo duro de posguerra, la boda fue “un destello de colores en el camino difícil”, dijo Winston Churchill, entonces líder del Partido Conservador en la oposición. Pero el recuerdo vivo de la guerra y la perviviencia del sentimiento antialemán hizo que varios familiares alemanes de Felipe -incluyendo a sus tres hermanas vivas- no asistieran al enlace. El duque de Windsor, tío de Isabel, que había abdicado al trono británico en 1936 y había visitado a Hitler en 1937, tampoco fue invitado. Asistieron doce reyes y reinas, 12 príncipes y princesas, un maharajá indio, seis condes, seis condesas, once vizcondes, catorce duques y once duquesas.

JUNTOS CONTRA VIENTO Y MAREA

Mirrorpix

Antes de la boda, la reina madre le preguntó a su futuro yerno si amaría a su hija. “¿Amar a Lilibet? Me pregunto si la palabra expresa suficientemente lo que siento”, replicó, antes de confesar que se había enamorado de ella “totalmente y sin reservas”. Tras la luna de miel -en el castillo de Balmoral, la residencia escocesa de la familia real- el matrimonio se mudó a Malta, donde el oficial de Marina Felipe había sido destinado. Sin embargo, la muerte inesperada del rey Jorge VI en 1952 puso fin a la vida libre de la pareja en la isla mediterránea, y llevó a Isabel al trono.

Tras la coronación de Isabel II, Felipe tuvo que renunciar a su puesto en la Marina británica, en la que había servido durante la Segunda Guerra Mundial, para dedicarse exclusivamente a ser el marido de la reina. Sinceramente, hubiera preferido quedarme en la Marina“, confesó en uno de los momentos más duros según la experta en monarquía Karen Dolby. Y es que sobre todo al comienzo, no le agradaba mantenerse en un discreto segundo plano. “Yo no sigo aquí como una maldita ameba“, refunfuñó presuntamente en cierta ocasión.

Royal Wedding Group

Con todo, pese a crisis como los divorcios de tres de sus cuatro hijos o la muerte de la princesa Diana, el matrimonio de Isabel y Felipe se considera ejemplar y en palacio afirman que a la reina le siguen brillando los ojos cuando lo ve aparecer. “Se la ve con menos tensión, más relajada y feliz“, señalan los conocedores de Buckingham. Isabel II no se cansa de repetir el gran apoyo que Felipe es en su vida: “La reina tiene la corona, pero es el príncipe quien lleva los pantalones“, sostienen los expertos.

Cuando cumplió 90 años en 2011, la reina sorprendió a su marido nombrándolo jefe supremo de la Royal Navy, un título que recaía en ella. Fue una muestra de gratitud al apoyo inquebrantable que le ha brindado Felipe, al que, a su vez, se le pasaron por alto sus frecuentes comentarios fuera de tono, a veces con tintes xenófobos. “Creo que la principal lección que hemos aprendido es que la tolerancia es un ingrediente esencial en todo matrimonio feliz“, dijo Felipe en un discurso en sus bodas de oro, en 1997.Les puedo asegurar personalmente que la reina tiene la virtud de la tolerancia en abundancia“, agregó. El hombre al que la reina se refirió una vez como su “roca”, también dijo una vez: “mi primer trabajo, segundo y último, es nunca decepcionar a la reina”.

queen-elizabeth-prince-philip-wedding-balconyqueen-elizabeth-41Old Wedding Photos of Princess (now Queen) Elizabeth and Prince Philip in 1947 (11)hbz-prince-philip-queen-elizabeth-1947-gettyimages-613465636_2blogs-aisle-say-queen-elizabeth-wedding-photos-cake145443758146007BDA00000578-5050263-image-m-58_150982619458946007B9700000578-5050263-image-m-60_150982620881646007BC400000578-5050263-image-m-5_150982708913106-queen-elizabeth-II-and-prince-philip-wedding

Anuncios