España

Felipe IV y su querido enano

La corte de España durante los siglos XVI y XVII estaba repleta de bufones que eran objeto de risas y burlas. El Alcázar de Madrid, principal residencia de los reyes, rebosaba de todo tipo de rarezas: inválidos, retrasados mentales, mujeres gordas y barbudas, cotorras, papagayos y monas vestidas como reinas. Pero entre las “sabandijas del palacio” los que destacaban eran los enanos, los locos y los deformes, cuya fealdad era utilizada para realzar la belleza de sus señores.

enanos 3

Se cuentan más de 120 enanos en la corte española: se encargaban de las mascotas, de hacer compañía a la familia real, espiar a los cortesanos e inculcar a los invitados para ver si se estaban robando. Uno de los enanos más famosos fue Miguel Soplillo, enviado desde Flandes por la infanta Isabel Clara Eugenia como un regalo para su hermano, el rey Felipe IV. El monarca quería mucho a este enano, lo tenía de amigo y consejero, hasta el punto de hacerse pintar junto a él por el retratista Rodrigo de Villadrando.

enanos 2

Anuncios
This entry was posted in: España

por

Creador y autor de Secretos Cortesanos. Sigame en Instagram: @secretoscortesanos