Crónica

Reaparece 400 años después el retrato del amante de un Rey de Inglaterra hecho por Rubens

Un retrato de George Villiers, Duque de Buckingham (1592-1628), realizado por el célebre pintor Peter Paul Rubens, y que se encontraba “perdido” fue redescubierto en Pollok House, Glasgow, tras casi 400 años. La obra, que data del siglo XVII, fue identificada por Bendor Grosvenor, del programa que emite el citado canal de televisión británica «Britain’s Lost Masterpieces» (Obras maestras perdidas del Reino Unido).

Esta pintura, que muestra al favorito del rey Jacobo I de Inglaterra y Escocia, pertenecía a una colección del museo de Glasgow y estaba expuesta al público, aunque se pensaba que se trataba de una copia tardía realizada por otro artista. Sin embargo, el retrato fue autentificado como un Rubens verdadero por Ben van Beneden, el director de la Rubenshuis, la casa taller del artista en Amberes (Bélgica).

El experto señaló que la obra es una singular aportación al catálogo de retratos del pintor flamenco, y que muestra cómo abordaba el género. “La ocasión de descubrir un retrato de una figura tan importante en la historia británica por uno de los artistas más relevantes ha sido increíblemente emocionante”, aseguró Grosvenor.

4822

Capas de pintura añadidas en algunas áreas del cuadro por otro artista posterior, junto con la acumulación de años de polvo y suciedad, habían oscurecido la obra de Rubens hasta confundirla por otra. Sin embargo, los análisis científicos a los que se sometió el lienzo sobre el que se pintó lo datan en 1620 y corroboraron que se preparó de la misma manera con la que se trabajaba en el estudio de Rubens. La pintura se sometió a trabajos de conservación del restaurador Simon Gillespie para devolverla a su aspecto original y se expondrá al público en el Museo Kelvingrove Art de Glasgow.

George Villiers fue uno de los amantes del rey Jacobo I y uno de los primeros favoritos en ser recompensado con cargos políticos: el monarca creó a George un Caballero (sir) para ser el Gentleman of the Bedchamber en 1615, alcanzó el rango de duque en 1623, cuando el rey lo creó Duque de Buckingham. El favorito también también había sido instalado como caballero de la prestigiosa Orden de la Jarretera.

Aunque se ha debatido durante mucho tiempo si Jacobo I y Villiers fueron amantes, el monarca siempre dejó en claro su adoración por Villiers. Una vez dijo al Parlamento, “Cristo tenía a Juan, y yo tengo a George”, cuando los parlamentarios se lamentaron por la influencia del joven favorito.

El rey, ya viudo de la princesa Ana de Dinamarca, incluso solía referirse a George como su “esposo”. Hace unos años, los trabajos de restauración de Apethorpe Palace, residencia de Northamptonshire frecuentada por Jacobo, revelaron un pasaje secreto que unía las habitaciones del rey y la del duque. En 1628, el duque fue asesinado a la edad de 35 años, tres años después de que falleciera el rey.

2532

Anuncios
This entry was posted in: Crónica

por

Creador y autor de Secretos Cortesanos. En Twitter y en Instagram soy @dariosilvad.