10 datos curiosos sobre Guillermo I, el rey que pasó de ser “el Bastardo” a “el Conquistador”

En septiembre de 1066, un duque normando llamado Guillermo (1028-1087) y apodado “el Bastardo” desembarcó en Sussex, decidido a reclamar las islas británicas. Su posterior ascenso al trono inglés dio paso a una nueva era y transformó para siempre la cultura, el lenguaje y la identidad del país. A continuación, te contamos 10 datos curiosos sobre uno de los monarcas más influyentes de la historia europea.

1. DE SANGRE VIKINGA

Aunque hablaba un dialecto del francés y creció en Normandía, un feudo leal al reino francés, Guillermo y otros normandos descendieron de invasores escandinavos. Su tatarabuelo, Rollo, saqueó el norte de Francia con otros invasores vikingos a finales del siglo IX y principios del siglo X, aceptando finalmente su propio territorio (bautizado Normandía por los nórdicos) a cambio de la paz.

2. ODIABA SU APODO

Guillermo fue el fruto de un romance entre Roberto I, duque de Normandía, y una mujer llamada Herleva, por lo que sus contemporáneos le dieron el apodo de “el Bastardo” durante gran parte de su vida. Sus críticos continuaron usando este apodo incluso después de que él derrotó a los ingleses en la batalla de Hastings. El apodo de “el Conquistador” lo recibió póstumamente, trescientos años después de su muerte.

3. SU MADRE ERA INTOCABLE

Durante el asedio Alençon, una ciudad en disputa en la frontera de Normandía, a finales de 1040 o principios de 1050, se dice que los residentes colgaron pieles de animales en las paredes de los edificios a modo de burla hacia Guillermo por ser nieto de un curtidor. Para vengar su honor, les cortó las manos y pies.

4. HIZO QUE INGLATERRA HABLAR FRANGLÉS

Guillermo I no hablaba inglés cuando subió al trono, y no pudo dominarlo a pesar de sus esfuerzos. (Como la mayoría de los nobles de su tiempo, también resultó ser analfabeto). Gracias a la invasión normanda, el francés se habló en la corte de Inglaterra durante siglos y transformó completamente el idioma inglés, infundiéndolo con nuevas palabras. Nació así una mezcla de inglés y francés, el franglés (o “franglais”).

5. SU FUTURA ESPOSA NO LO QUERÍA

matilda

Cuando Guillermo pidió la mano de Matilda de Flandes, nieta del rey Roberto II de Francia, ella se negó al compromiso, quizás debido a su ilegitimidad o su romance con otro hombre. Según la leyenda, el despreciado Guillermo atacó a Matilda en la calle, tirándola de su caballo por sus largas trenzas. Finalmente, ella consintió en casarse y le dio 10 hijos antes de su muerte en 1083, lo que sumió a Guillermo en una profunda depresión. Como descendiente de Alfredo el Grande, rey de Inglaterra en el siglo IX, Matilda ligó a la dinastía con los reyes anglosajones.

6. SU BUFÓN, PRIMERA VÍCTIMA DE LA CONQUISTA

El bufón de Guillermo montó a su lado durante la invasión de Inglaterra, levantando el espíritu de las tropas cantando sobre hechos heroicos. Cuando llegaron a las líneas enemigas, se burló de los malabarismos ingleses con su espada y fue asesinado rápidamente, iniciando la escaramuza histórica.

7. AVERGONZADO DE SU PESO

Descrito como fuerte y saludable en sus primeros años, Guillermo de Normandía empezó a engordar preocupantemente a medida que envejeció. Se dice que el rey Felipe de Francia se burlaba de él comparándolo con una mujer embarazada a punto de dar a luz. Según algunos relatos, el corpulento conquistador se sintió tan consternado por su tamaño que ideó su propia versión de una dieta de moda, consumiendo sólo vino y licores durante un cierto período de tiempo. No funcionó.

8. SU CUERPO EXPLOTÓ EN SU FUNERAL

Guillermo I murió después de que su caballo cayera durante una batalla de 1087, arrojando al rey contra el mando de su silla con tanta fuerza que sus intestinos se rompieron. Una infección lo mató varias semanas más tarde. Mientras los sacerdotes trataban de meter a Guillermo en un ataúd de piedra, que resultó demasiado pequeño para su masa corporal, empujaron su abdomen, haciendo que estallara. Se cuenta que los asistentes al funeral corrieron hacia la puerta para escapar del hedor putrefacto.

9. TUMBA PROFANADA

Guillermo y Matilda fueron sepultados en Caen, en la abadía de St. Etienne, fundada en 1063, pero sus tumbas fueron destruidas en el siglo XVI, de modo que sólo se conservan algunos fragmentos de sus esqueletos. En 1959 estos restos fueron examinados por arqueólogos franceses, quienes descubrieron la primera reina de Inglaterra era una mujer diminuto (medía 1,27m) mientras Guillermo tenía una estatura de 1,78m.

10. ANTEPASADO DE MILLONES DE PERSONAS

Todos los monarcas ingleses que siguieron a Guillermo, incluyendo a los más famosos (Ricardo III, Enrique VIII, Isabel Tudor, Jorge III y la reina Isabel II) son considerados descendientes del rey normando. Según algunos genealogistas, más del 25 por ciento de la población inglesa también desciende de él, al igual que innumerables estadounidenses con ascendencia británica.

581px-King_Henry_I_from_NPG

Anuncios