Rusia

El emperador que tenía miedo a dormir solo

pedro

Pedro el Grande, zar de Rusia (1672-1724) era un hombre culto, valiente, inteligente y de una altura formidable. Se sabe que su último acto de vida fue muy heroico, al arrojarse sin temor a las heladas aguas del mar de Finlandia para rescatar a unos soldados que corrían el riesgo de morir ahogados. Todo un héroe que, sin embargo, fue siempre un hombre de grandes temores e inseguridades.

Atormentado toda su vida por los penosos recuerdos de su infancia, Pedro siempre necesitó de la compañía de otra persona para sentirse seguro en las noches mientras trataba de dormir. Noche tras noche buscaba que otro ser humano le diera calor y seguridad, y si no encontraba una mujer, le pedía a cualquiera que estuviera cerca, ya fuera oficial del ejército, noble o sirviente, que se metiera con él en la cama y lo abrazara hasta el amanecer. Al ver que la noche caía y no había nadie a su lado, el emperador se entregaba a atroces crisis de pánico acurrucado en posición fetal.

Anuncios
This entry was posted in: Rusia

por

Creador y autor de Secretos Cortesanos. Sigame en Instagram: @secretoscortesanos