Historias

La elección papal curó milagrosamente a Juan XXII (1244-1334)

photo_2017-06-14_12-09-24

Jacques Duèse, obispo de Porto y de Aviñón, yacía en su cama, gravemente enfermo a la edad de 72 años cuando le dieron la noticia de su vida: el 7 de agosto de 1316 fue elegido Papa. Dado su frágil estado, se decidió posponer su coronación pero, ¡MILAGRO!, el nuevo papa apareció completamente sano y con renovado vigor. Los intrigantes cardenales que pensaban que pronto moriría tuvieron que aguantar más de dieciocho años, y varios de ellos, bastante más jóvenes que él, descendieron antes al sepulcro. Tan bien le sentó el papado a Duèse que nunca más volvió a enfermarse, aunque muchos se preguntaban si el astuto francés no había fingido su gravedad para ganarse la compasión de todos. Murió a los 90 años.

Anuncios