Historias

馃挃 Furia en el palacio de M贸naco: el pr铆ncipe que conden贸 a muerte a su esposa

El matrimonio del pr铆ncipe Honorato III de M贸naco (1720-1795) con Mar铆a-Catalina de Brignole-Sale fue uno de los m谩s desgraciados de la dinast铆a Grimaldi, un linaje de por s铆 bastante desgraciado.

Al descubrirla compartiendo el lecho con un alto noble franc茅s, Honorato III le dio a su esposa tantos golpes que la princesa infiel termin贸 tirada en el suelo, con unas costillas rotas. Acto seguido, Honorato le at贸 las manos a la espalda con una soga y la encarcel贸 sin otros alimentos m谩s que pan y agua.

La furia del dio paso a un implacable y g茅lido rencor, y se cuenta que, para apaciguar su c贸lera, Honorato III somet铆a cada d铆a a su esposa a castigos corporales acompa帽ados de insultos y promesas de eterno castigo.

Gracias a la complicidad de una de sus damas, y la caridad de unas monjas agustinas, la consorte logr贸 huir de su prisi贸n rumbo a Par铆s descendiendo por un balc贸n del palacio. Honorato III perdi贸 los estribos y declar贸 a su mujer 鈥en rebeld铆a contra la Corona de M贸naco鈥, la priv贸 de sus t铆tulos y honores.

Como no pod铆a aplacar sus sentimientos, Honorato III, con un odio s贸lo comparable a la intensidad con la que hab铆a llegado a amar a Mar铆a-Catalina, la conden贸 a muerte seg煤n la ley monegasca de alta traici贸n. La princesa jam谩s regres贸 al principado de M贸naco y esper贸 pacientemente la muerte de Honorato para casarse en Par铆s con su amante.

Anuncios