Tras ser coronada Reina de Inglaterra, Ana Bolena, se hizo rodear de un grupo de 250 cortesanos que atendían todas sus necesidades personales, desde sacerdotes hasta caballerizos y 60 damas que la servían y acompañaban en los eventos reales. La espléndida reina no dudaba en gastar sumas exorbitantes en vestidos, joyas, tocados, abanicos de pluma de avestruz, equipamiento de montura, y la tapicería y mobiliario más fino procedente de todo el mundo para sus regias habitaciones. Pero el paso de esta impulsiva e intrigante reina por el trono sería tan breve como un suspiro.

••• Ana Bolena fue ejecutada por traición un 19 de mayo de 1536 •••

Anuncios