Francia
Dejar un comentario

Monsieur de Montespan: el cornudo más grande de Francia

La corte de la Duquesa de Orleáns, cuñada de Luis XIV de Francia, era conocida como “el vivero del rey”. Hasta allí solía acercarse el “Rey Sol” para cortar alguna bella flor, es decir, alguna de las jóvenes, bonitas y sensuales damas de la duquesa, para llevarla hasta su cama. Una de esas afortunadas fue Françoise-Athénaïs de Rochechouart de Mortemart (1640–1707), chica dulce, ingeniosa, divertida y fogosa, que había llegado a la corte en 1660 y tres años más tarde se casó con el Marqués de Montespan. El noble tuvo poco tiempo para disfrutar a su esposa porque al poco tiempo el rey comenzó a fijarse en ella y los reyes no aceptan competidores.

Si bien el rey estaba encantado con una jovencita llamada Louise de La Vallière, a quien mantuvo encerrada en sus aposentos para que ningún hombre osara mirarla, para el año 1666 estaba bastante aburrido de ella y su excesiva religiosidad. Fue entonces cuando se sintió, de repente, intensamente atraído por la joven y fresca Athénaïs. De un momento a otro, esta chica se instaló en una habitación con acceso directo a los aposentos del rey. La delicada marquesa se convirtió en la delicia de Luis XVI y encandilaba a todos con su belleza, su buena conversación y su elegancia. Pero también tenía enemigos.

La Montespan era un diablo hecho carne”, escribió la cuñada del rey, Madame Liselotte. “Era la mujer más mala del mundo. Que yo sepa, con seguridad había envenenado, por lo menos, a tres personas, aunque se murmura que mató a otras más”. En palabras de su cuñada, Luis XIV estaba “locamente enamorado”, pero en ese entonces la marquesa no era solo una de las amantes del monarca, sino que tenía dos hijos con un hombre que seguía vivo, para su disgusto y dolor.

Montespan comenzó a ser burlado y conocido en la corte como “el cornudo más grande de Francia”.

A diferencia de la mayoría de los hombres nobles cuyas esposas eran favorecidas por el rey y acumulaban así enormes fortunas, el marqués de Montespan se mostró absolutamente ofendido con la actitud de su esposa. En un principio, el marqués criticó abiertamente al rey por su actitud y no dudaba en confrontarlo, argumentando que aquello no era una conducta propia de un monarca cristiano. En pocas palabras, se puso tan pesado que Luis XIV lo invitó a alejarse de la corte.

El marqués, muy angustiado, le propuso a Athénaïs cambiar de residencia e ir a vivir al campo, pero ella no aceptó y prefirió quedarse con el rey. El esposo le habló primero amablemente, luego le suplicó que volviera, después se enojó y hasta llegó a pegarle delante de todo el mundo al enterarse de que estaba embarazada y no precisamente de él: “El esposo privado de sus derechos no pudo contener su furor, y la más poderosa bofetada aplicada en la cara más bella de la Corte triplicó su colorido…

LUTO POR UNA ESPOSA VIVA

Acusado de actuar con crueldad contra su esposa, el incómodo marido se apareció en el palacio real de Saint-Germain-en-Laye para despedirse del rey: llegó montado en un carruaje pintado y tapizado de negro con un enorme par de cuernos de venado balanceándose sobre su techo. “¿Por quién guardas luto?”, preguntó el rey. “Por mi esposa, señor, por mi esposa, ¡no volveré a verla jamás!” Acto seguido, hizo una reverencia y se retiró.

Montespan, vestido de luto, se despidió de sus amigos de la Corte, y emprendió un lúgubre “cortejo fúnebre” en honor a su “difunta” esposa rumbo a París. El marqués, apodado “el cornudo más grande de Francia”, estaba furioso, y celebró funerales en memoria de Athénaïs en los que lloró desconsoladamente. Una vez que “enviudó”, el marqués se negaba a pasar por puertas que le parecían demasiado angostas porque aseguraba que los cuernos no le permitían pasar por ella. El rey, a quien le gustaba divertirse, estaba furioso, y ordenó encerrar al desquiciado, pero Madame de Montespan, la presunta esposa muerta, no hacía más que reírse. Decía, despectivamente, que su marido y su loro divertían por igual a la gente vulgar.

Anuncios
This entry was posted in: Francia

por

Creador y autor de Secretos Cortesanos. Sigame en Instagram: @secretoscortesanos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s