Historias

Los eunucos de la vieja China, emperadores en las sombras

017-the-last-emperor-theredlist

Durante el reinado de Pu Yi (1906-1967), último emperador chino, unos 3.000 eunucos pululaban en los interiores de la majestuosa y vasta Ciudad Prohibida, donde alimentaban al emperador, limpiaban sus zapatos, le llevaban de un lado a otro en sillas de mano, vaciaban sus orinales y custodiaban (y muchas veces robaban) sus joyas. Los eunucos eran obligados a realizar de rodillas muchas de estas labores. Hacían cualquier cosa que el emperador quisiera y en caso contrario, eran golpeados. A veces, Pu Yi hacía azotar a los eunucos sólo para disfrutar del espectáculo. Los eunucos, sin embargo, estaban en el meollo de todos los asuntos importantes de palacio, y en muchas ocasiones ellos eran los que realmente gobernaban desde la sombra de sus lujosos aposentos, dignos de un Emperador. (La imagen pertenece a la aclamada película “El último emperador”, de Bernardo Bertolucci.

Anuncios