Crónica

El último adiós a Mikasa, el príncipe más longevo de la monarquía japonesa

La princesa Yuriko de Japón, de 93 años, presidió la ceremonia fúnebre de su esposo, el príncipe Mikasa, fallecido a los 100 años de edad. Los funerales, compuestos por un ritual denominado “Renso no Gi”, tuvieron lugar este viernes en el Cementerio Imperial de Toshimagaoka, en el distrito tokiota de Bunkyo. La familia imperial acompañó a la princesa viuda de Mikasa, aunque, siguiendo la costumbre, los emperadores Akihito y Michiko estuvieron ausentes. El príncipe japonés, tío del emperador, murió el pasado 27 de octubre a los 100 años por un paro cardiaco en un hospital de Tokio.

funeral-6

El cortejo fúnebre que llevaba el ataúd del príncipe Mikasa dejó su residencia en los terrenos imperiales de Akasaka a las 9 de la mañana. Pasó delante del Palacio Imperial antes de llegar al cementerio a las 9:30. La princesa Yuriko, en silla de ruedas, encabezó el breve cortejo fúnebre hasta el altar donde se ofició la ceremonia. Un sacerdote sintoísta vestido con túnicas blancas caminó lentamente por delante del coche fúnebre en el cementerio al son de la música de flauta “shakuhachi”.

El ritual comenzó con el denominado “Sōjō no Gi”, durante el cual el director ejecutivo de la Sociedad Turco-japonesa, que tenía al príncipe Mikasa como patrón honorario, leyó un discurso describiendo la vida y los logros del príncipe. A esto siguió la presentación de un “tamagushi” (una rama sagrada) en nombre de los emperadores. Los príncipes herederos Naruhito y Masako, el primer ministro japonés Shinzo Abe y la embajadora estadounidense Caroline Kennedy estuvieron entre los asistentes.

funeral-4

Tras su cremación, los restos de Mikasa serán sepultados en Toshimagaoka, donde reposan los de sus tres hijos fallecidos en años recientes y otros miembros de la familia imperial. Los servicios funerarios y la tumba del príncipe Mikasa en Toshimagaoka costarán US$ 2,89 millones al Gobierno japonés, aunque la Agencia de la Casa Imperial se hará cargo de otra gran parte del presupuesto. El costo incluye US$ 1,34 millones para la ceremonia principal y US$ 1,24 millones para la construcción de su tumba.

funeral-2

funeral-1

VIDEOS

EL PRÍNCIPE MIKASA (1915-2016)

Llamado Takahito y titulado Príncipe de Mikasa (Mikasa no miya) era el miembro de más edad de la familia imperial y el hermano menor del anterior emperador, Hirohito, en cuyo nombre entró Japón en la Segunda Guerra Mundial. Nacido el 2 de diciembre de 1915, fue el hijo menor del emperador Taisho y la emperatriz Teimei. En la última etapa vivió alejado de la vida pública a causa de su salud y fue el primer miembro de la familia imperial en cumplir los 100 años. Sufría desde hace tiempo dolencias cardíacas y hace cuatro años fue operado del corazón.

Fue el último miembro de la familia imperial que hizo el servicio militar. Fue oficial del Estado Mayor del Ejército hasta el final de la Segunda Guerra Mundial y estuvo destinado en China entre 1943 y 1944. Esa época le marcó y, según la prensa, ya antes del final de la guerra comenzó a criticar a la cúpula militar. Más tarde se mostró conmocionado por las atrocidades cometidas por el Ejército nipón contra la población civil china. Se casó en 1941 con la princesa Yuriko, con quien procreó a tres hijos, los príncipes Takamado, Tomohito y Katsura, quienes murieron en 2002, 2012 y 2014, de manera respectiva, y dos hijas.

Tras la capitulación de Japón en la Segunda Guerra Mundial, el príncipe Mikasa comenzó su carrera académica. Se formó como experto en Cercano Oriente en la Universidad de Tokio, investigó y enseño en varias universidades y era conocido como el “sabio imperial”. Fue presidente honorífico del Centro Cultural de Cercano Oriente y de la sociedad turco-japonesa.

El futuro de la monarquía japonesa protagoniza en la actualidad un debate público. El emperador Akihito, de 82 años, manifeso en un discurso inédito, el pasado mes de agosto, su deseo de abdicar para descansar. Sin embargo, para ello es necesario modificar la legislación, tema del que se ocupa actualmente un grupo de expertos del Gobierno.

Al mismo tiempo, la Casa Imperial ve con preocupación la merma en la cantidad de presuntos herederos que tiene el emperador Akihito. Como la monarquía de este país asiático no permite la sucesión femenina, tras la muerte del príncipe Mikasa la línea sucesoria queda reducida a cuatro personas: los dos hijos del emperador, Naruhito y Akihishino; el único nieto varón del emperador, Hisahito; y el hermano de Akihito, el príncipe Hitachi, quien no goza de buena salud.

Anuncios
This entry was posted in: Crónica
Tagged with: ,

por

Las noticias y los secretos de las monarquías del mundo. Twitter: @CoronasReales