Crónica

Obituario | Mikasa, el príncipe más longevo de la dinastía japonesa (1915-2016)

La familia imperial de Japón guardará luto por la muerte de su integrante más longevo, Takahito, príncipe Mikasa, fallecido a los 100 años de edad. El tío del emperador Akihito se sometió a una cirugía de corazón en 2012, pero se recuperó y mantuvo un buen estado de salud hasta su hospitalización en mayo este año a causa de una neumonía. Su esposa durante 75 años, la princesa Yuriko, quien estaba alojada desde el miércoles en el hospital para un chequeo médico, se trasladó a la cama del príncipe en cuando fue confirmada su muerte. El cuerpo del príncipe fue trasladado hasta su residencia en el distrito Motoakasaka de Tokio, y la Casa Imperial confirmó que su funeral se celebrará el próximo 4 de noviembre.

La última aparición pública del príncipe Mikasa tuvo lugar el pasado enero, cuando se le pudo ver en el balcón del Palacio Imperial de Tokio junto a su esposa mientras el emperador pronunciaba su tradicional mensaje de año nuevo dirigido al pueblo japonés. Al enterarse de la noticia, el primer ministro japonés, Shinzo Abe, transmitió sus condolencias en un comunicado en el que destacó la contribución de Mikasa “a la paz del país y al bienestar de su gente“.No puedo soportar la sensación de dolor frente a la noticia de su muerte,” dijo el primer ministro. “Nacido como el cuarto hijo del emperador Taisho, ayudó mucho a su hermano mayor, el emperador Showa, y luego al emperador reinante (Akihito)”.

Mikasa, el miembro más longevo de una dinastía nacida hace 2.600 años, es el único miembro de la familia imperial que ha vivido durante el reinado de tres emperadores. Pertenecía al vasto segmento de japoneses centenarios, el cual ya supera las 60.000 personas, en comparación con los 153 que había en 1963. Japón es uno de los países con mayor envejecimiento poblacional, reflejada en que más de un cuarto de sus habitantes es mayor de 65 años. Nacido el 2 de diciembre de 1915, Mikasa es el cuarto hijo del emperador Yoshihito (quien reinó entre 1912 y 1926) y la emperatriz Teimei. Su hermano mayor fue el emperador Hirohito, quien reinó durante más de 60 años, durante la Segunda Guerra Mundial hasta su fallecimiento en 1989.

Mikasa sirvió en el Ejército durante la guerra chino-japonesa (1937-1945) bajo el seudónimo de “Wakasugi”, y la Segunda Guerra Mundial (1939-1945). Takahito fue uno de los integrantes de la monarquía nipona que se mostró más crítico con la actuación en el conflicto del ejército imperial, cuyas atrocidades le impactaron cuando se encontraba en el frente, tal y como plasmó en el libro La historia del antiguo Oriente y yo que publicó en 1984. Todavía hoy siento constantemente el aguijón de la conciencia por mi incapacidad para asimilar completamente la criminalidad de la guerra, escribió. “Estaba muy sorprendido cuando un oficial me dijo que la mejor manera de formar a nuevos soldados era usar prisioneros de guerra como objetivo en la práctica de bayoneta“.

A diferencia de su hermano Hirohito, el príncipe Mikasa fue un intelectual. Se graduó en la Facultad de Letras de la Universidad de Tokio, donde estudió arqueología, Medio Oriente y lenguas semíticas. Ejerció como académico reconocido de historia antigua de Oriente y fue presidente honorífico del Centro Cultural de Oriente Medio en Japón y de la Sociedad Japón-Turquía. Chie Nakane, profesor emérito de antropología social en la Universidad de Tokio, fue su compañero de clases cuando el príncipe era estudiante de investigación en los años 40: “Siempre se sentaba a mi lado en clase. Cuando no pudo asistir debido a asuntos oficiales, que le presté mis notas. Era una persona muy diligente“. Yukiko Inoue, de 82 años, quien sirvió como asistente al príncipe durante más de 30 años, dijo de Mikasa que siempre interactuaba con otros estudiantes en igualdad de condiciones: “Era una persona honesta”.

En 1941, Takahito se casó con la princesa Yuriko de Mikasa, que en junio cumplió 93 años. En diciembre del año pasado, al cumplir 100 años, dijo en un comunicado que agradecía a su esposa por haberlo apoyado durante más de 70 años. El año de su boda, Takahito recibió de su hermano el título de Príncipe Mikasa (Mikasa-no-miya), desde entonces apelativo de sus descendientes. El matrimonio dos hijas, las princesas Yasuko y Masako, y tres hijos, los príncipes Takamado, Tomohito y Katsura, quienes fallecieron en 2002, 2012 y 2014, respectivamente. Según la Casa Imperial, el anciano príncipe pasó sus últimos años de vida apaciblemente en su residencia de Tokio, donde leía los periódicos a diario, veía programas de sumo en televisión, escuchaba música y daba paseos en su silla de ruedas por los jardines.

La muerte del príncipe Mikasa, quien era el quinto en la línea sucesoria al trono del Crisantemo, reduce a cuatro el número de hombres de la familia imperial nipona, dado que las mujeres que nacen en su seno pierden su estatus de realeza al contraer matrimonio. La familia Imperial enfrenta de esta forma una “escasez de herederos varones jóvenes“, según la prensa nipona, aumentando las preocupaciones sobre la supervivencia a largo plazo de la monarquía más antigua del mundo. Además ocurre en momento en que un panel del gobierno examina la posible abdicación de Akihito, de 82 años de edad.

Anuncios
This entry was posted in: Crónica
Tagged with: ,

por

Las noticias y los secretos de las monarquías del mundo. Twitter: @CoronasReales