Crónica

Obituario | Bhumibol Adulyadej, el “Padre de la Nación” de Tailandia (1927-2016)

Bhumibol Adulyadej, rey de Tailandia fallecido a los 88 años, tuvo muchos títulos. Algunos están incluidos en los epítetos que preceden a su nombre: Majestad, Supremo y Divino Señor, Gran Fuerza del País, Poder Incomparable, el Más Grande del Reino, Jefe del Pueblo Soberano, Soberano de Siam, Supremo Protector, etc. Otros de sus títulos tienen que ver con su vida: el primer rey nacido en los Estados Unidos de América, uno de los monarcas con el reinado más largo de la historia mundial, compartiendo el podio con el faraón Pepy Neferkare de Egipto (94 años de gobierno), Sobhuza II de Suazilandia (82 años), Luis XIV de Francia (71 años) o Francisco José de Austria (68 años), y único monarca que, hasta hoy, ha escrito la música de una canción digna de ser incorporada a una obra de Broadway.

Es una de las muchas compuestas por el rey Bhumibol, que tocaba el saxofon, el trombón y el clarinete en una orquesta de jazz que décadas atrás se hacía oír semanalmente por la radio tailandesa. Entre las muchas melodías reales compuestas por Bhumibol se encuentran el himno de la Universidad Chulalongkorn de Bangkok (llamada así en memoria de su abuelo), una marcha naval y un vals que compuso en los años 70 para la princesa inglesa Alejandra de Kent. Sin embargo, el rey logró realizar obras de mayor trascendencia en su carácter de monarca constitucional. Su personalidad polifacética lo ha llevado, además, a traducir obras extranjeras al idioma tailandés, entre ellas una biografía del Mariscal Tito.

Lea además » Murió el Rey Bhumibol de Tailandia, el monarca más antiguo del mundo

Menor de los tres hijos del príncipe Mahidol de Songkla (1892-1927) y de la princesa Sri Sangwalya, Bhumibol Adulyajed nació el 5 de diciembre de 1927 en el Hospital Mount Auburn, en Cambridge (Massachusetts), donde su padre realizaba un curso de salud pública. Según la ley, los hijos de padres extranjeros que nazan en los Estados Unidos tiene derecho a la ciudadanía norteamericana, mientras no sean elegidos o nombrados para ocupar puestos oficiales en otros países. Y como Bhumibol no estaba en ninguna de estas categorías, siguió siendo, de hecho, ciudadano norteamericano. Fue educado en selectos centros privados en Lausana (Suiza) y Bangkok.

Su padre, sexagésimo hijo del rey Chulalongkorn, era un hombre que se preocupaba por el bienestar de su pueblo, estudió en el colegio Harrow, en Inglaterra, recibió el grado de teniente en el Colegio Naval alemán antes de la Primera Guerra Mundial y, finalmente, se graduó de médico en la Universidad de Harvard. Llegó a ser considerado el primer médico diplomado de Tailandia y el fundador de la medicina moderna y la salud pública de su país. De su matrimonio con la princesa Sangwalya nacieron tres hijos antes de que la muerte se llevara prematuramente al príncipe médico: Ananda Mahidol, Bhumibol Adulyadej y la princesa Savang Vatthana. La viuda se instaló en una modesta casa de Lausana, Suiza, donde los tres niños asistieron a la escuela y luego a la universidad, rodeados de gente común.

Lea además » El último “dios” de la Dinastía Chakri

El ascenso al trono de su hermano mayor no alteró la rutina de estudios de Bhumibol, pero sí su intempestiva muerte, en 1946, cuando se encontraba estudiando Ciencias en la Universidad de Lausana. Fue la noche del 9 de junio de 1946 cuando Bhumibol se convirtió en el rey de forma tempestiva: su hermano, el rey Ananda Mahidol, tenía veinte años cuando fue hallado con un disparo en la cabeza en los aposentos del palacio real. La verdad sobre la muerte lleva casi 70 años como un secreto de Estado y tres personas, probablemente inocente, fueron juzgadas y ejecutadas. Poco después de su proclamación real, Bhumibol (titulado Rama IX) volvió a Suiza para terminar sus estudios y seguir el consejo del primer ministro, Pibul Songgram, quien le dijo que también estudiara Ciencias Políticas y Derecho, con el objeto de prepararse para sus nuevas responsabilidades. En Lausana, donde vivía, se enamoró de la fascinante Sirikit Kitiyakara, de cuna noble, a quien un astrólogo predijo que sería reina.

La joven vivía en París, donde su padre ejercía de embajador en Francia y fue, antes que prometida oficial, la mejor amiga del joven y taciturno rey. Así quedó demostrado cuando, después de que, el 4 de octubre de 1948, Bhumibol sufriera un horrible accidente de coche y ella lo dejara todo para estar a su lado durante la larga recuperación y convalecencia en un hospital suizo. El rey se lesionó la espalda y los cortes en su cara le costaron la vista en su ojo derecho. Antes de ser operado, la princesa Sangwalya le habría preguntado a su hijo si deseaba algo por última vez, y él, pensando en el peligro de no recuperar la vista, pidió ver a la joven Sirikit. La amistad se convirtió, entonces, en una historia de amor que convirtió a Sirikit en reina en 1950.

Lea además » Perfil / Un hombre impopular: Vajiralongkorn, el nuevo rey Rama X de Tailandia

De origen real, Sirikit Kitiyakara nació en 1932 como la primera hija del coronel Mom Chao Nakkhatra Mangkala Kitiyakara (quien recibió el título de Príncipe Chandhaburi Suranath luego de la boda de su hija), hombre leal a la dinastía Chakri. El título de nacimiento de Sirikit, “Mom Rajawongse”, indica que es la hija de un “Mom Chao” (el nivel menor entre los títulos de los príncipes tailandeses) y que en consecuencia es descendiente del rey Chulalorgkorn. Su nombre, el cual le fue otorgado por gracia del rey Prajadhipok, significa “Gloria y Esplendor de la familia Kitiyakara”. Durante su infancia, mientras su padre ejerció funciones diplomáticas en los Estados Unidos, la princesa Sirikit vivió con sus abuelos en Bangkok. Más tarde cuando siguió a su padre en su etapa como embajador de Siam en Francia, Dinamarca y el Reino Unido, para terminar en Suiza, donde asistió a la universidad.

Para alegría de la población tailandesa, el compromiso fue anunciado el 19 de julio de 1949 y se fijó su matrimonio para el 28 de abril de 1950, una fecha de magníficos augurios. La pareja real contrajo matrimonio con toda la pompa y ceremonial de la tradición real tailandesa. La reina Savang Watthana, abuela paterna del rey, ofició el matrimonio de sus majestades en el palacio Sra Pathum de Bangkok, y la nación disfrutó muchísimo. Pocos días después, el 5 de mayo, Bhumibol y Sirikir fueron coronados, en medio de elaboradísimas ceremonias budistas. Tras la ceremonia el rey volvió a Suiza para seguir estudiando, pero la llamada urgente de su país y de su pueblo le devolvió a Tailandia en 1951, esta vez para quedarse. La pareja tuvo cuatro hijos: la princesa Ubbolratana Rajakanya (nacida en 1951), el príncipe heredero Maha Vajiralongkorn (1952), la princesa Maha Chakri Sirindhorn (1955), la princesa Chulabhorn Walailak (1957).

Anuncios