Crónica

Genealogía | Los descendientes de Oscar II de Suecia, el “otro abuelo” de Europa

Cuando llegó al trono de Suecia, tras la muerte de su hermano Carlos XV, el rey Oscar II (1872-1904) era muy poco conocido y escasamente popular. Era considerado un hombre altanero y muy puntilloso. Nadie de los que le conocía, sin embargo, podía negar su gran ambición y su capacidad para gobernar. Por eso, cuando fue coronado en 1872, se convirtió en el monarca más ilustrado de Europa. Fue el primer rey de Suecia que se educó en la Marina, escribió varios libros que demostraron su dominio de los temas navales y también compuso poemas sobre la Marina y el Mar.

Oscar II tenía grandes aspiraciones políticas, y deseaba restaurar el poder de la monarquía tal y como había sido ejercido por su abuelo Carlos XIV Juan y su padre, Oscar I. Al mismo tiempo, deseaba inspirar confianza en el pueblo y ganar su aprobación, pero tuvo serias dificultades para lograr se apreciado por el hombre común. Su madre, la reina Josefina, dijo alguna vez de sus dos hijos: “Oscar hace cualquier cosa para ser popular, sin lograrlo, mientras Carlos hace cualquier cosa para dañar su popularidad, sin lograrlo“.

El 6 de junio de 1857, siendo duque de Ostergotland, el príncipe Oscar contrajo matrimonio con la princesa Sofía de Nassau, perteneciente a una dinastía de rancio linaje y emparentada con las casas reales de Holanda y Gran Bretaña. El matrimonio tuvo cuatro hijos y un gran número de descendientes que emparentan con varias casas reales de Europa. El mayor de ellos fue el futuro rey Gustavo V, su sucesor en el trono y bisabuelo del actual monarca sueco, Carlos XVI Gustavo, y de la reina Margarita II de Dinamarca. El segundo hijo, llamado Oscar, contrajo matrimonio con una mujer de la nobleza sueca y renunció a sus derechos a la sucesión al trono y a otras prerrogativas reales. Adoptó el título de Príncipe Bernadotte y se dedicó por completo a las actividades religiosas y de bienestar social.

prins_oscar_och_hans_tillkommande

El tercer hijo de Oscar II, Carlos, duque de Västergötland, eligió la carrera militar y realizó su contribución más importante al frente de la Cruz Roja Sueca, de la cual fue presidente durante cuatro décadas. Casado con Ingeborg, nieta del rey Christian IX de Dinamarca, tuvo tres hijas, de las cuales una fue Reina Consorte de Bélgica, la princesa Astrid, y de ella descienden las actuales familias reales belga y luxemburguesa.

El hijo menor de Oscar II y la reina Sofía fue uno de los príncipes más ilustrados de su dinastía. Eugenio, duque de Närke, dedicó su vida a la pintura y, como intérprete del paisaje de la región de Estocolmo, fue uno de los artistas más célebres de su tiempo. Nunca contrajo matrimonio ni tuvo hijos. Su vasto apoyo a las artes estaba centrado en su casa de Valdemarsudde, que en la actualidad funciona como un museo que exhibe la colección de arte del príncipe.

Aunque no tuvo tantos hijos como Christian IX de Dinamarca o la reina Victoria de Inglaterra, Oscar II de Suecia puede ser considerado un “padre”, o tal vez un abuelo, para muchas casas reales de Europa. A través de su hijo mayor, es el bisabuelo del actual rey sueco Carlos XVI Gustavo, de la reina Margarita II de Dinamarca y su hermana, la reina Ana María de Grecia; además, en su extenso árbol genealógico encontraremos a tres reyes de Bélgica, dos reyes de Noruega y un gran duque de Luxemburgo.

Descarga aquí el Estudio genealógico: Los descendientes de Oscar II, el ‘otro abuelo’ de Europa

 

Anuncios