Crónica

En un discurso histórico, el emperador de Japón anunció su deseo de abdicar al Trono

La Agencia de la Casa Imperial de Japón emitió este lunes un mensaje pregrabado del emperador Akihito al en relación a los rumores sobre su intención de abdicar en favor del príncipe heredero Naruhito. En este discurso, el 125º emperador de Japón compartió sus pensamientos respecto al cumplimiento de su función constitucional de “símbolo de la unidad del pueblo japonés”.

En un mensaje de apenas unos diez minutos de duración, Akihito señaló que “como Emperador he llevado a cabo mis funciones en cuestiones de Estado y he pasado mis días reflexionando al mismo tiempo sobre qué es lo que se espera de mi cargo, designado como símbolo del Estado por la Constitución de Japón”, tras lo que afirmó haber “alcanzado ya los 80 años de edad, y afortunadamente tengo buena salud. No obstante, cuando pienso que mi condición física se encuentra en un declive paulatino, me preocupa que esto pueda dificultarme llevar a cabo mis tareas como símbolo del Estado con todo mi ser tal como he hecho hasta ahora”.

En cuanto a mi avanzada edad, creo que no es posible continuar limitando perpetuamente los actos nacionales y mis tareas como símbolo del Estado”, expresó el emperador, sugiriendo su firme voluntad de optar por la abdicación en caso de verse incapaz de llevar a cabo sus funciones en el futuro.

Lea todas las noticias sobre la Monarquía de Japón

Por otra parte hizo referencia a la conmoción social que se extendió durante la larga enfermedad y tras el fallecimiento del emperador Showa, su padre, en 1989: “Me preocupa, como hemos visto en el pasado, que la sociedad quede paralizada y la vida de la gente se vea afectada de diversas formas si el Emperador cae enfermo y se encuentra en estado grave. A menudo me pregunto si es posible prevenir este tipo de situaciones”.

En un discurso histórico, el emperador de Japón anunció su deseo de abdicar al Trono

En la actualidad la ley por la se rige el sistema imperial de Japón no contempla la posibilidad de la abdicación, por lo que es necesaria una legislación especial o una reforma de la Ley de la Casa Imperial aprobada en la Dieta (Parlamento) para permitir al actual emperador renunciar a su posición en vida. No obstante, el Artículo IV de la Constitución expresa que el Emperador “no tendrá facultades en relacion con la política nacional”, lo que le impide hacer declaraciones de carácter político como solicitar una nueva legislación. De esta forma, en su mensaje evitó expresar directamente su voluntad de abdicar.

Tras el mensaje, el primer ministro Abe Shinzo se dirigió a los medios de comunicación para afirmar que tiene en cuenta “la importancia del hecho de que el emperador se dirija al pueblo”. “Debemos reflexionar sobre qué pasos hemos de dar de aquí en adelante”, afirmó el primer ministro señalando posibles medidas encaminadas a una reforma del sistema que permita al Emperador renunciar a su cargo.

Lea además | El futuro del Trono del Crisantemo y el desafío de la sucesión

El pasado 13 de julio los principales medios japoneses informaron sobre la voluntad de abdicar del Emperador citando fuentes de la Agencia de la Casa Imperial y otros comentarios de figuras políticas que aseguraban que el Emperador se había planteado la posibilidad de renunciar en favor del Príncipe heredero. La emisión de este mensaje fue decisión del propio emperador, que quiso compartir directamente sus pensamientos con el pueblo tras la publicación de dichas informaciones en los medios.

En un discurso histórico, el emperador de Japón anunció su deseo de abdicar al Trono

La mayoría de los japoneses apoyan al emperador en su voluntad de abdicar. Según una encuesta realizada por la agencia Kyodo los días 3 y 4 de agosto, un 85,7 % opina que “deben permitirle abdicar”. Por otra parte, un 89,5 % reconoce que el Emperador tiene que hacer frente a demasiadas responsabilidades.

Es inusual que el emperador de Japón exprese sus pensamientos en público, salvo por las ruedas de prensa que tienen lugar con motivo de la celebración de su cumpleaños. En esta ocasión Akihito quiso dirigirse tanto a los japoneses como a las personas de otros países, y por ello la Agencia de la Casa Imperial compartió el vídeo y el texto de este mensaje en japonés con una traducción al inglés. Es la segunda vez que se emite un mensaje en vídeo de este tipo. La anterior ocasión fue el 16 de marzo de 2011, días después del Gran Terremoto del Este de Japón, en la que el Emperador compartió un mensaje para su pueblo de unos cinco minutos y medio de duración.

VIDEO

Anuncios