Crónica

El emperador Akihito de Japón planea abdicar en los próximos años

El emperador Akihito de Japón manifestó su intención de abdicar a favor de su hijo, el príncipe heredero Naruhito, y su deseo de que este reemplazo se produzca “en vida”. “El emperador Akihito de Japón ha expresado su intención de abdicar”, afirmó una fuente del gobierno nipón, en declaraciones a la agencia oficial de noticias Kyodo. Akihito, 125º emperador de Japón, de 82 años de edad, planea ceder el Trono de Crisantemo a su hijo Naruhito, de 56 años, pero no de manera inmediata, sino en los próximos años.

El emperador no tiene un problema de salud que requiera terminar su reinado inmediatamente”, dijo la fuente gubernamental, reiterando que Akihito ha conversado el tema personas de su entorno. La cadena de televisión NHK informó hoy que el monarca, único del mundo que lleva el título imperial, desea que el reemplazo a la corona se produzca “en vida”, a diferencia de su caso, que accedió al trono en 1989, tras el fallecimiento de su padre, el emperador Hirohito.

La última abdicación de un emperador fue la de Kokaku, en 1817, por lo que la sucesión del trono mientras Akihito esté vivo requiere una revisión a la Ley Imperial. Dicha legislación, promulgada en 1947 y que establece normas para los asuntos imperiales, incluyendo la línea de sucesión imperial, no tiene ninguna disposición para la abdicación de un emperador reinante. Según la televisora japonesa, Akihito dijo a funcionarios de la Casa Imperial que no desea aferrarse a su título y que no quisiera seguir siendo emperador si tuviera que reducir sus deberes oficiales.

La Agencia de Casa Imperial -llamada “Kunaicho”- no quiso comentar sobre las intenciones de Akihito de renunciar a su título y negó cualquier especulación sobre su estado de salud, que podría ser la causa de su decisión. La salud del emperador japonés se ha deteriorado en los últimos años, lo que lo llevó a ser sometido a una operación coronaria de “bypass” en 2012 y por el cáncer de próstata en 2003, y la osteoporosis que sufre debido a la terapia hormonal que se le recetó entonces.

El emperador admitió que cometió pequeños errores en las ceremonias oficiales de los últimos años, por su edad avanzada, lo que llevó a la Casa de Imperial ha sugerir una reducción de sus funciones, dando más responsabilidad al príncipe Naruhito. En un esfuerzo de aliviar la carga al emperador y a su esposa la emperatriz Michiko, de 81 años, la Agencia de Casa Imperial pidió reducir sus funciones oficiales, como el número de sus encuentros con jefes de agencias administrativas y otros invitados en el Palacio Imperial.

A lo largo de su reinado que abarca más de 27 años, el emperador, junto con su esposa, cumplió con sus deberes oficiales, alentando a la nación ante los múltiples desastres que ha sufrido y realizado numerosos viajes a antiguos campos de batalla en el país y en el extranjero, donde ha llorado por los muertos en guerra. Tras la muerte de su padre, el emperador Hirohito, a los 87 años de edad, el 7 de enero de 1989, el entonces príncipe heredero a la corona Akihito subió al trono a los 55 años.

Akihito fue el primer emperador en asumir el trono como el “símbolo del Estado y de la unidad del pueblo”, un nuevo estatuto dado al mundo por la más antigua monarquía hereditaria en la Constitución actual, tras la Segunda Guerra Mundial. Además, Akihito se convirtió en el primer emperador nipón en visitar China en 1992 y un año después la isla de Okinawa, escenario del desembarco estadunidense a finales de la Segunda Guerra Mundial y donde murieron miles de soldados y de civiles japoneses.

Anuncios